domingo, 11 de marzo de 2012

Hay personas que entran en tu vida y lo cambian todo, personas por lo que vale la pena parar, respirar y valorar, valorar lo que realmente importa. Los detalles, las pequeñas cosas, cosas como el agua del mar, las nubes una mirada de esas que lo dicen todo, unos ojos como los tuyos, el modo en que me sonríes, ese abrazo infinito mezclado de sal. Los huracanes en el estomago, tus manos, despertar a tu lado, esos detalles que hacen que todo tengan sentido, incluso lo que hasta el momento de conocerte creí que no importaba. Son esas pequeñas cosas lo que lo cambian todo, lo que hace que haga las maletas y salga corriendo, sin importarme donde siempre y cuando el destino seas tu, las cosas que son las que provocan que me hayan salido alas. TÚ de esas personas que aparecen y lo cambian todo, y hacen que ya nada importe y a la vez que todo me importe. Abro los ojos y se que estas y. . me dejo llevar sin pensar hacia donde, ni a que lugar por que nada importa si tu estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada